[I&D] Our Body – La crisis de los 30 es internacional

Reseña sin spoilers

Hoy, jueves 11 de Junio de 2020, ha comenzado la 3ª edición del Indie & Doc Fest Cine Corea que este año, debido a las circunstancias, se celebra en Filmin. Con él, mi aventura por un nuevo terreno donde las directoras noveles coreanas están al mando.

Debido a la fama que le precede, he decidido empezar el festival con Our Body (2018). Este filme supone el debut de su directora, Han Ka-ram. La película cuenta con el apoyo de la Korean Academy of Film Arts (KAFA) a la que ya dedicamos un artículo y donde Han Ka-Ram estudió dirección.

Our Body (2018)

La película cuenta la historia de Ja-Young, una joven agobiada por el futuro, quien no ha hecho otra cosa en su vida que estudiar y lleva 8 años preparándose unas oposiciones. La propia directora nos dedica un extracto donde presenta la película: “Quería expresar a través de la película las preocupaciones que teníamos mis amigos y yo.” ¿Las vuestras y las de cuántos jóvenes en el mundo? Esa sensación de ir sin rumbo o en el rumbo equivocado, levantarte cada día con menos ánimo que el anterior mientras tu alrededor te presiona para que consigas un empleo de funcionario que te resuelva la vida. Y los años que pasan.

De ahí parte la historia hasta que, por casualidades del destino, Ja-Young se cruza con una joven runner (Hyun-ju) de camino a casa. Su carisma, belleza y poderío físico la dejan con la boca abierta en admiración. Tanto es así que al llegar a casa se pone a buscar sus viejas zapatillas de deporte para comenzar a correr. Joder, hasta yo he parado la película para comprarme unas zapatillas de correr que tenía en la cesta de una tienda online. Me llegan mañana.

Esta nueva afición, como suele pasar cuando haces ejercicio, sólo le trae cosas positivas. Y no solo físicamente, sino mentalmente. De esta manera, y con su nueva afición como medicina para sus demonios, Ja-Young comenzará una lucha contra el mundo que la rodea.

Cine surcoreano Our Body (2018)

Lo que más me ha gustado es su sutileza. Si bien es cierto que el cine coreano ha sido tildado de imitar en demasía el estilo Hollywood, creo que su directora hace bien en separarse de esa dramatización exagerada que abunda en el cine estadounidense ( y, por ende, en el resto del mundo). Ya no solo en la historia o sus personajes, sino en los aspectos más visuales o técnicos. Además, es de agradecer que tanto la película como el personaje se desarrollen libre y naturalmente. Si bien parece una historia predecible durante el primer acto, nada más lejos de la realidad. Los impulsos naturales de sus personajes la hacen una película más impredecible cuanta más fuerza ganan sus personajes.

Por todo esto no pienso perderle la pista a Han Ka-ram y os recomiendo no perderos esta gran película. Estará disponible hasta el 21 de Junio en Filmin. No os la perdáis.

Deja una respuesta