Vídeo: Cineclub de El rostro ajeno

Hiroshi Teshigahara, director de El rostro ajeno (1966), era un apasionado del Arte y volcó sus inquietudes e influencias en el cine. Casi todas sus películas transducen las novelas de Kôbô Abe, conocido como el Kafka japonés, que se encargaba también de guionizarlas. Asimismo, Teshigahara siempre colabora con Toru Takemitsu, compositor de clásicos como Harakiri (1962) Ran (1985). El hecho de que se rodeara siempre de algunos colaboradores —algo muy habitual en el mundo del cine— que Teshigahara tenía una visión muy clara de lo que buscaba plasmar. El rostro ajeno es un espeluznante thriller de corte existencialista que reflexiona sobre el carácter deleble de la identidad y la relevancia de las máscaras en una sociedad contemporánea marcada por la incomunicación.

Deja una respuesta